Redes Sociales

jueves, 10 de abril de 2014

Ensayo El hombre en busca de sentido

Introducción

En este ensayo hablaré del libro “El hombre en busca de Sentido” de Víctor Frankl, en este libro básicamente  Frankl nos dice que el mayor deseo del hombre es encontrar el sentido de nuestra vida, ya sea por medio de alguna fe o creencia, de alguna persona o algo que nos inspire.

Se me hizo un tema muy interesante y novedoso ya que muchos  desconocemos cuál es el sentido de vivir y yo creo que muchos no lo preguntamos aunque no lo manifestemos, pero en el fondo todos pensamos en eso. Frankl nos dio una motivadora presentación de evidencias específicas de vida, nos enseñó su propio sentido en cualquier momento o situación.

Bajo las propias experiencias de Frankl yo creo que todos deberíamos leer el libro para encontrarle un poco se sentido a la vida y valorar la vida propia.

El hombre en busca de sentido

Para empezar yo creo que cuando todo se remota al encierro, ha de ser un momento muy difícil. Estos personajes que Frankl mencionó estaban separados de sus seres queridos, de sus actividades, comodidades y no llevaban su ritmo de vida al cual están acostumbrados, y todo por estar encerrados en un Campo de Concentración en donde prestaban servicio a los alemanes, se me hace algo muy injusto, los trataban peor que si hubiesen sido esclavos y para rematar los quemaban, a las personas que no servían o ya estaban viejas o a los niños.
Se imaginan lo que sería para una persona estar sometida a los malos tratos y gritos o trabajo excesivo sin descanso y sin comida, sin agua, sin dormir, sin bañarte, estar en pésimas condiciones de vida.
No le encuentro lógica a Adolfo Hitler, qué sentido tiene para él haber matado a tantas personas, haberlas humillado tanto, haberlas hecho trabajar así, no importa tu religión, debes respetar las creencias de los demás, el físico de los demás, nadie es perfecto en esta vida y no porque tú te creas perfecto vas a matar a los que crees que no lo son. Todas las personas sentimos, pensamos, tenemos una razón para estar aquí y nadie te puede quitar esa libertad de estar aquí, nadie te puede privar de que vivas en el mismo territorio que él o que respires el mismo aire, yo creo que si alguien no te agrada debes ignorarlo y seguir con tu camino no tratar de hacerle daño.
Cuando Frankl vivió en el Campo de Concentración se le comenzó a desarrollar ese sentimiento de nostalgia de no poder saber cuál era el significado de vivir.
Además empezó a perder la voluntad, el deseo, las ganas de vivir y se preguntaba ¿para qué vivir si tenía que sufrir tanto?, pensaba que era mejor estar muerto.
Muchas personas prefirieron matarse a seguir sufriendo así como lo hacían en ese Campo, al suicidarse pensaron que así terminarían con ese sentimiento de infelicidad que se apoderó de ellos solo así se pudieron liberar de esta agonía.
En el campo separaban a las mujeres de los hombres y de los niños y viejitos, como lo mencioné anteriormente, esto lo hacían para quemar a los niños y a los viejitos porque según los alemanes, ellos eran débiles y no podían trabajar, no podían servirles, no les podían sacar ningún provecho, mejor los mataban.
A los hombres que veían más fuertes los hacían trabajar hasta agotarse completamente y morir de hambre, de cansancio y si no trabajaban así, igual les esperaba la muerte.
En este lugar tenías que aparentar ser un esclavo que obedece las órdenes sin renegar, aguantar el hambre, para poder luchar por tu vida.
Los alemanes eran personas crueles, que no les importaba el sufrimiento de los demás, eran duros como piedra, además mataban por placer, les encantaba ver humillados a los judíos.
Yo considero que no conocían algún tipo de valor ético o del valor que fuera, hasta dudo que pudieran amar a alguien.
Hubo un sentimiento que se presentó en los prisioneros que se conoce como la apatía, porque ya no les importaba nada, se imaginan saber que en cualquier momento puedes morir, qué más puedes esperar de la vida. Este sentimiento en cierta forma era bueno porque así ya no les dolían muchas cosas de las que vivían en ese lugar.
Además, no tenían que comer lo cual era una desesperación total, no tener con qué satisfacer tu estómago, el estómago te pide comida, cuando nos traspasamos hasta comenzamos a temblar, ellos no comían por semanas a veces, o si les daban algo de comer se tenían que repartir una pieza de pan entre veinte o más personas para poder sobrevivir y por supuesto, muchos morían de hambre.
También hubo tiempo de nieve y eso no les movía el corazón a los alemanes ya que también así los hacían trabajar y también así morían.
Los cuerpos de los muertos no los recogían, y los muertos sueltan un gas que causa muchas enfermedades, también eso fue la causa de muchas muertes.
Yo creo que muchas de las personas que seguían teniendo fe, eso las movía para sobrevivir y muchas se agarraron de esa fe y gracias a esa fe o ese sentido por el cual vivir sobrevivieron.
Algunos pensaban que todo tenía una razón, un sentido por el cuál ellos estaban ahí y pronto todo pasaría y ellos estarían bien.
Otros creían que algún día los iban a liberar, pero muchos perdieron la capacidad de ser felices.
Yo creo que las personas que sobrevivieron a esto, su vida nunca más volvió a ser igual, quedan con un trauma de por vida, recordando todo aquello que vivieron.
Debió haber sido muy duro para las personas que quedaron libres, salir con la esperanza de ver a sus seres queridos de nuevo y darse cuenta de que ya nunca más los iban a ver.
Pero al final de haber estado en el Campo les dio una gran fortaleza, pues ya no le tenían miedo a lo que les pudiera pasar en el mundo, tantas cosas que vivieron, pues ya no le temían a la voluntad de Dios.

Conclusión

Como conclusión yo pienso que una persona puede sufrir muchísimo, pero debe tener el valor de levantarse de las caídas que tenga, esto nos hace fuertes para poder enfrentar cualquier cosa que la vida nos ponga enfrente.
Cuando algo es más difícil nos hace tratar de luchar por alcanzarlo, nunca hay que darnos por vencidos, hay que pensar que todo tiene un sentido en esta vida y descubrir cuál es.
Todos deberíamos hacer conciencia y no ser racistas, ver a todas las personas como nosotros mismos, todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, si alguien realmente desea cambiar puede hacerlo, pero es cuestión de que lo decida.
Este libro me dejo una muy buena experiencia de vida y podré acudir a él cuando sienta que ya no tiene sentido vivir o que no puedo seguir adelante.

Además me ayudó a reflexionar lo afortunada que soy de vivir, de estar aquí de tener a mi familia conmigo, mis perritas, mi novio, mis amigas, de mis maestros que me enseñan tantas cosas que voy aprendiendo día con día y estoy segura nunca voy a olvidar.

1 comentario: